septiembre 21, 2008

Lo que más importa saber sobre mí...


"...Si les he contado de todos estos detalles sobre el asteroide B 612 y hasta les he confiado su número, es por consideración a las personas mayores. A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?" Pero en cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?" Solamente con estos detalles creen conocerle.

Si les decimos a las personas mayores: "He visto una casa preciosa de ladrillos rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado", jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: "He visto una casa que vale cien mil pesos". Entonces exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué preciosa es!"

(...) Es posible, en fin, que me equivoque sobre ciertos detalles muy importantes. Pero habrá que perdonármelo ya que mi amigo no me daba nunca muchas explicaciones. Me creía semejante a sí mismo y yo, desgraciadamente, no sé ver un cordero a través de una caja. Es posible que yo sea un poco como las personas mayores. He debido envejecer... "

"El Principito" (Antoine de Saint-Exupéry)

20 comentarios:

Emiliano dijo...

¡Cuanta diferencia hay entre sentir y cuantificar!
Quizás, en un futuro apocalíptico nuestras formas de sentir, sean definitivamente reemplazadas por números y vivamos conectados a la Matrix. Y ahí, miraremos al desierto y de la nada aparecerá el Principito para contarnos nuevamente, como es la vida en su asteroide B612.
Sdos!!!!

Laura dijo...

Ya deben existir tecnologías que "miden" los sentimientos
pero cuantificarlo todo es imposible.
Muy buen la comparación con The Matrix.
saludos!

¨ dijo...

el psicoanalisis es posiblemente la mas acabada teconologia para medir la experiencia emocional. el problema es que a ella le gusta habitar en espacios de multiples dimensiones y no solo en las basicas cuatro que podemos intuir con nuestro precario aparato sensorial. entonces sea que, quizas, la intuicion y el aparato para sentir sentimientos sean las dos mejores formas de captar la experiencia emocional. ni que hablar de la maravillosidad de estar en comunion con alguien: ese sutil milagro de la intimidad.

Laura dijo...

Psicoanálisis, introspección, filosofía, intuición, intimidad, memoria (no confundir con nostalgia)

Y www.sentimetro.com.ar

¨ dijo...

pero el amor, esa palabra...

Laura dijo...

eso sí que es difícil (medir)

¨ dijo...

es un tema interesante. muchas veces se dicute:
- te amo
- no, no me amas.
y es una flasa discusion. uno no puede discutir lo que otro siente. el punto debiera ser asi.
- te amo
- no, no me amas porque no me siento amado/a por vos. lo que si puede ser que hagas es sentir amor. lo sentis. pero no me amas, que es verbo. si yo no me siento amado/a por vos, entonces no me amas. pero no puedo disctuirte el hecho de que sientas o no amor por mi.

¨ dijo...

oiga, funciona esto de reflexiones activadas...

Laura dijo...

claro que funciona, al menos esta noche...

Lo que decís es cierto, uno sólo puede hablar a partir de lo que siente o percibe del otro. Lo demás son palabras. Las acciones, la coherencia (entre ambas), la constancia, el compromiso..eso me parece fundamental.

¨ dijo...

el compromiso. pero con que? comprometido a que? a vos? a mi? a nosotros? la pareja es un milagro de tres: yo+vos+nosotros. con quien se compromete uno y a que? uf.

Laura dijo...

El compromiso es hacerse responsable de las decisiones que uno toma. Y, si se hace, creo que es para ese "nosotros".
saludos!

¨ dijo...

puede ser. de igual forma responsable de las implicancias de las decisiones que uno toma. muchas veces cuando uno dice que tiene miedo a enamorarse, lo que esta diciendo es que esta enamorado y tiene mieda de las implicancias de estar enamorado.
(que lindo discutir con usted)

Laura dijo...

muchas cosas se hacen con miedo...si no, no se harían nunca
saludos!

JuanT dijo...

En las empresas, todo es un número, y si no es un número, no puede ser contemplado, considerado, no se puede tomar una decisión con ese dato.

Y no está mal que pase eso...en las empresas.

Lo que pasa es que nuestra vida se asemeja más al de un parásito consumista que a la de un ser pensante. Todo se mide con cuanto se tiene, o cuanto se puede tener.

Dudo mucho que a pesar de los millones que se invierten en marketing algún día abramos los ojos y cambiemos eso...pero no por eso voy a dejar de intentar.

Saludos!

Laura dijo...

y yo tampoco voy a dejar de intentar
Saludos!!

¨ dijo...

yo quiero una boa comiendose a un elefante. yo quiero.

Minombresabeahierba dijo...

por eso no soy mayor, y jamas maduré y ya estoy muy viejo para madurar...ni me interesa, besos

p a m e l a a dijo...

vaya que no lo había pensado, ahora espero no madurar. Que contradictorio. Saludos.

p a m e l a a dijo...

vaya que no lo había pensado, ahora espero no madurar. Que contradictorio. Saludos.

Laura dijo...

..: a mi me daría un poco de impresión, je
saludos!

mi nombre..:opino igual, pero lo peor es cuando la sociedad te pide que madures sí o sí, ta va sacando la imaginación

pamelaa: esperemos al menos nunca madurar..del todo!
si, parece contradictorio
saludos!!