julio 29, 2008

La espiral del silencio


Una persona "difícilmente esperará o se arriesgará a introducir opiniones nuevas donde no conozca a nadie, o a pocos que las compartan, y donde piense que todos los demás van a defender las que ya habían recibido"
(Dr. F.Galindo Arranz, El periodista, ante la espiral del silencio)

La llamada espiral del silencio es una teoría cuya autora (Elisabeth Noelle-Neumann) elaboró para aplicar en los estudios sobre opinión pública y la relación con los medios de comunicación y el espacio público. Implica tener en cuenta, por ejemplo, al momento de realizar una encuesta, que la persona puede no expresar su verdadera opinión por considerarla poco popular ante el ojo de la sociedad y, entonces, puede llegar a autocensurarse.

Las personas tienen un miedo natural al aislamiento. Por eso, se esfuerzan indistintamente por estar bien vistas dentro de la sociedad para evitar las enemistades y el encerramiento.

Como bien sostiene este artículo:

"Con relativa frecuencia perdemos tiempo en querer ser precisamente lo que no somos: porque en ocasiones gastamos más de lo que tenemos para dar la apariencia de un muy buen trabajo o una mejor posición económica, en el modo de comportarse o de vestir según el círculo social al que queremos pertenecer; copiar el estilo de hablar elocuente o gracioso que utiliza otra persona, o la tendencia a participar activamente en conversaciones como conocedor y erudito, sin tener el mínimo conocimiento. En resumidas cuentas, esta manera de ser se debe a la falta de aceptación de sí mismo".

La amenaza de soledad surge cuando hay una controversia sobre valores.

Es en el miedo al aislamiento donde se encuentra el verdadero motor de la llamada “espiral del silencio”: si, en una discusión, no se quiere compartir públicamente una opinión aparentemente aceptada por todos, al menos se puede permanecer en silencio, como segunda mejor opción para seguir siendo tolerado por los demás.

Debido a que los primeros expresan sus puntos de vista y los segundos se mantienen en silencio, se crea una influencia sobre la forma en que el público percibe la situación.

Es decir, la "espiral" empuja a más gente a expresar la opinión de los que parecen más fuertes, mientras que los que están al otro lado se desaniman y terminan por querer cambiar su opinión.

De esta manera la opinión pública, más que consistir en lo que la gente piensa, es lo que la gente piensa que piensan los demás.

Es importante recordar que la opinión pública tiene una gran influencia en la manera de pensar, de sentir y de actuar de aquellos que -o por su joven edad o por falta de cultura- no son capaces de formular un juicio crítico. De este modo son muchos los que piensan y actúan según la opinión común sin que estén en condición es de sustraerse a su presión.

La pregunta entonces es: ¿Cómo atreverse a opinar diferente en una sociedad tan intolerante?

INTOLERANCIA

Otro artículo muy bueno que habla sobre este tema sostiene:

“La intolerancia es un complejo que vulnera y agravia los derechos humanos.(...) Es común ver en las discusiones entre adversarios políticos que el agravio parece destinado a desviar la atención para que no se advierta la ineficacia, la ineptitud del gobernante. Degradar el debate político, con bromas o groserías, es un rasgo no sólo de ignorancia y vulgaridad sino también una forma de disfrazar la intolerancia. La descalificación de quien piensa diferente, es el instrumento frecuentemente utilizado por los totalitarios porque no tienen razones para fundamentar sus ideas o sus acciones".

Pensemos en cuántas veces sucede esto en los comentarios entre quienes escribimos un blog. Y luego continúa:

"Que lejos que están esos comportamientos de la afirmación atribuida a Voltaire: “Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero estoy dispuesto a luchar para que puedas expresarlas” !

La intolerancia impide debatir, impide también razonar y contribuye a que cotidianamente nos vayamos acostumbrando a la discriminación, a la exclusión, a vulnerar los derechos de otro si de defender los propios se trata, a pensar que la solidaridad no es un requisito del espíritu humano.

ANONIMATO

Desde su espacio en la revista de un diario muy conocido Beatriz Sarlo comentaba el domingo pasado en relación a los blogs y páginas web de diarios: “El anonimato puede interpretarse como protección de los más débiles (…) De todos modos, en el caso de los comentaristas, en muchos casos, el anonimato protege la expresión de un alto grado de violencia verbal, de acusaciones injuriosas y de prejuicios levantados como banderas de gloria.

La posibilidad de que todos comenten las noticias en la web parecería ser el summum de la participación. Error: al amparo del anonimato muchos cobardes agraden y dan rienda suelta a sus obsesiones.

.................................................................................................................................................................

Este blog se declara a favor de la libertad de expresión y el respeto por la pluralidad de voces siempre y cuando exista el respeto por la persona (incluye raza, sexo, religión, postura política), el derecho a la intimidad y privacidad y la aceptación de que podemos informar, sugerir, dar a conocer, etc. pero nadie va a convencer mágicamente a otra persona para que piense completamente diferente a cómo piensa ahora (eso sería hipnotizar).

7 comentarios:

Juan Di loreto. dijo...

Lauara, muy bueno el blog!!

saludossss

Laura dijo...

Gracias!

Emiliano dijo...

Debemos opinar, crear y participar. Estamos pagando muy caro nuestro silencio. Todavía no gritamos todo lo que podemos gritar.
Sdos.

Laura dijo...

emiliano: espero que nos dejen gritar...hay que animarse
saludos!

siedlerich dijo...

Efectivamente, impotencia ante la inevitable finitud, condición cuasi-esencial de toda subjetividad. Gracias por el comentario.
Me encantó tu blog, qué buenos ensayos y con tematicas sumamente interesantes. Con más tiempo me dedicaré a leer más atentamente tus producciones.
Mientras tanto,
Un abrazo.

ANTIHéROES dijo...

Es un atractivo articulo el que hiciste. Me gustaria leerlo con más detenimiento pero hablar de la opinión y de los huecos que nos permite este sistema extraño resulta esperanzador.
Solo diria que no siempre los que gritan más fuerte está del todo equivocados ni los silencoisos son aquellos que esconden grandes verdades o solucoines.
La actitud frente a las circunstancias que uno vive y se ve obligado a participar son aquellas que nos hacen crecer y convertirnos en lo que somos.
Da para mucho más este pequeño garabato que -torpemente- intento comentar pero al menos podemos pensar en la posibilidad de escucharnos y de entender que no todo está en la cabeza sino también en lo que llamo la conciencia emocional.
Ademas que agradecer tu visita pro mi blog. Fue enriquecedor tu comentario.
Si te animá a ver algo má pasatista pero -quizas inteersante- te invito a psarte pro mi otro blog www.todocone.blogspot.com Ahi subo una serie muy independiente y cortita.
Saludos

Laura dijo...

siedlerich: gracias, me alegra mucho que te haya gustado el blog.
También voy a pasar nuevamente por el tuyo
saludos!

antihéroes: me dejaste pensando en la conciencia emocional, me gustaría saber más específicamente a qué te referís pero me hago una idea. Voy a ver esos videos del otro blog, gracias por pasar!
saludos!