agosto 14, 2008

Permiso para sufrir


Paciente: "Quiero morir con un poco de dignidad."

House: "Eso no existe. Los cuerpos se deterioran; a veces a los noventa, a veces antes de nacer; pero siempre sucede sin un atisbo de dignidad. Tanto si no puedes andar, ver o limpiarte el culo, siempre es horrendo, siempre… No se puede morir con dignidad, se vive con ella".


En una nota que llegó a mis manos inesperadamente (Diario La Nación, sección Enfoques...hace varios meses) un hombre llamado Roberto Rosler (neurocirujano en el Hospital Británico y docente en la Facultad de Medicina de la UBA y en la Maestría en Neuropsicología del Hospital Italiano) es entrevistado sobre diferente temas que abarcan la relación, a grandes rasgos, entre medicina y psicología.

No sé si es mi fanatismo por Dr. House o mi interés permanente en ahondar en la cabeza huamana pero me llamó la atención esta "neurobiología de la afectividad" vinculada a la constante premisa de la sociedad actual que impone el "estar bien" ( o "feliz") como la única manera posible de estar.

Aquí algunas reflexiones que me parecieron interesantes:

-"La neurofisiología que se enseña en la Facultad de Medicina es ortodoxa, sigue la separación entre el alma y el cuerpo iniciada por Descartes", afirma Rosler. "Como los afectos no se pueden medir, muchas veces los médicos desatendemos ese campo. A veces un paciente dice que se siente mal, pero si todos sus análisis de laboratorio arrojan resultados normales, nosotros le decimos que está bien"

-"Vivimos en la modernidad, pero nuestro cerebro sigue siendo del paleolítico", afirma. "Algunos síntomas que consideramos patológicos, en realidad no son más que reacciones sanas."

-"
El miedo a las alturas, por ejemplo, y hasta el estrés, en realidad son mecanismos sanos de supervivencia".

-"
Hoy se diagnostica a muchos chicos con síndrome de atención disminuida, pero ¿acaso es normal que un niño de cinco años tenga que quedarse ocho horas sentado prestando atención a la maestra?"

-"Una característica de la sociedad contemporánea que representa un reto para el cerebro es la rapidez de los cambios. La incertidumbre constante. Antes uno empezaba a trabajar en un lugar y sabía que se jubilaría ahí. Ahora nunca se sabe dónde va a terminar".

-"La neurobiología de la afectividad muestra que muchas emociones que a veces consideramos patológicas, en el fondo, son normales. Sucede con el miedo y la tristeza. Hoy en día, a muchas personas que dicen que están tristes las diagnostican como deprimidas y les dan antidepresivos. En esta sociedad estar triste es estar enfermo, pero en la mayoría de los casos es normal ponerse triste. Está realmente enfermo quien nunca se pone triste".

-"Hay dos grandes tipos de organismos vivos: los especialistas y los generalistas. La cucaracha y el ratón son generalistas, porque pueden vivir en cualquier parte y bajo un abanico inmenso de condiciones. Nosotros, en cambio, somos especialistas. Eso significa que si hay un cambio brutal en el medio ambiente, lo más probable es que no sobrevivamos. El problema es que con nuestra cultura nos hicimos generalistas: podemos volar, hacer submarinismo, vivir en los polos y en los desiertos. Todo eso ha hecho que nos creamos invencibles. Confiamos tanto en nuestra cultura que creemos que somos generalistas, pero si nuestro medio ambiente cambia nos va a pasar como a los dinosaurios".

6 comentarios:

Tan exacta como dos y dos son tres... dijo...

Respecto de la frase de Drr. House que citas al principio: Por hay la dignidad est� en parte, en aceptar que el cuerpo se deteriora poco a poco con la vejez y no ser como Esther Goris que es m�s joven ahora que cuando era joven...

Saludos y comparto tu fanatismo por dr. House, es brillante!!!

Emiliano dijo...

Para una muerte imaginariamente digna recomiendo la película BRAZIL de Terry Gillian, integrante de los Monty Python.
Sdos.

Laura dijo...

tan exacta: si, creo que se refiere a que la gente se preocupa más por morir "bien" que por vivir bien y en eso reside la paradoja.
También me gusta Dr. House!
saludos!!

emiliano: Si, es un genio!!!!!
saludos!!

Juan D. dijo...

que gran definición la del generalista y el especialista.
Me sumo al club de admiradores de Dr. House, suele ser terrible a veces, todavia no lo captar qué es lo que mueve al personaje: si amor a la medicina, al saber en general... tiene momento verdaderamente cínicos.

saludos

Minombresabeahierba dijo...

Asi es, somos organismos demasiados especializados con poca posibilidad de sobrevivir a grandes cambios ambientales. Ademas nos reproducimos muy lentamente, pocas generaciones en el tiempo.

Las bacterias, muchas de ellas existentes hace millones de años, tienen varias generaciones por hora, y se adaptan facilamente ademas que sus mutaciones son estadisticamente mas faciles de suceder en tan rapidas generaciones.

Un nuevo antibiotico mata, por ej, el 99.9% de la poblacion, pero el resto minimo que se reproduce rapidamente es resistente al antibiotico y pronto vueleven a ser millones.

Vovere y sere millones, dijo Evita
besos

Laura dijo...

juan d: una vez, en un capítulo, él explicó su vocación medicinal...tenía que ver con el poder de ayudar a los demás...pero no lo recuerdo bien
gracias por pasar
saludos!

minombresabeahierba: me parece que nuestro problema reside en destruir nuestro ambiente pensando que no lo necesitamos, reside en esa soberbia...
aunque los humanos también somos millones!
saludos!