octubre 25, 2008

Reflexiones de Zizek: gozar o no gozar?


Slavoj Zizek (1949), a quien yo (y no soy la única) llamo el “filósofo pop” es un esloveno doctor en filosofía y en artes. Discípulo de Lacan y de Jacques Alain Miller tiene la capacidad de explicar problemas filosóficos o políticos con la saga Star Wars o el cine de Alfred Hitchcock.

Desde 2003, viene siendo muy popular en el país con sus conferencias y seminarios y su filosofía “entretenida” (o al menos más entretenida que otros autores, aunque es preciso tener ciertas nociones de psicología antes de leerlo) sobre sus temas favoritos: ideología, psicoanálisis, religión y amor.

En este ocasión voy a juntar fragamentos de seminarios y conferencias realizadas por Slajov para abordar el tema de condenar a quien no quiere gozar (como “debería”) en la vida, o, mejor, dicho permitirse NO gozar y no sentir culpa por ello.

“El problema hoy es que
la gente no se siente culpable de transgredir prohibiciones sino de no transgredir, de ser incapaz de gozar. Y ésta es una estructura superyoica mucho más fuerte.

Hoy, paradójicamente, sólo el psicoanálisis te permite no gozar. Ése es el problema de hoy: no está permitido no gozar.

Lacan lo dice de modo muy preciso: desde el momento en que te permiten gozar,
la permisión se vuelve un deber, “tenés que...”. El problema es tener el permiso de no gozar, porque realmente sólo podés gozar si está permitido también no gozar. Hoy tenemos este terrible deber del superyó en todos los niveles, desde lo más brutal tipo “tenga sexo, disfrute, etc.” hasta el más espiritual “realícese, pase un buen momento”.

Hoy el goce está permitido, e incluso es obligatorio, porque los objetos de goce han sido privados de todo riesgo, “desustancializados”: café sin cafeína, cerveza sin alcohol, sexo virtual, etc. Continúa Zizek: "Yo no estoy en contra de la democracia, pero hay que tener el coraje para preguntarnos qué significa efectivamente la democracia hoy.

¿Cuáles son las elecciones que realmente podemos hacer?
En este nivel, si la democracia tiene su base en la idea de la libre elección, estoy tentado a problematizarla.

El problema con la libre elección es que puede involucrar muchas veces
un deber secreto más fuerte. Por ejemplo, los domingos usted debe visitar a su abuela. Y el padre tradicional lo decía a la manera althusseriana: “Obedece. Hazlo. No me importa lo que pienses”.

El padre posmoderno permisivo te dice: “Vos sabés cuánto te quiere tu abuela. Sin embargo, visitá a tu abuela sólo si realmente querés”. Ésta es una aparente libertad de elección. El deber es mucho más severo. El verdadero aviso del
padre no es sólo que tenés que visitar a tu abuela sino que debés amar hacerlo”. (Zizek, en “La letrina de lo real”, 2003).

“¿Qué pasa después de todo si el chico toma esto como si fuera una verdadera elección y dice: ‘NO’? El padre lo va a hacer sentir horriblemente mal: ‘¿Cómo puedes decir eso? ¿Cómo puedes ser tan cruel? ¿Qué hizo tu abuela para que no quieras verla? El principal contenido del mandato del superyó es: ¡Goza!

Un padre trabaja duro para organizar una excursión de domingo que se posterga una y otra vez. Cuando finalmente se lleva a cabo, está harto de todo y les grita a los chicos: ¡Ahora mejor que se diviertan! El superyó trabaja de una manera diferente a la ley simbólica.
El superyó invierte el principio Kantiano: ‘Tú puedes porque tú debes’ tornándolo en: ‘Tú debes porque tú puedes’.

Este es el significado del Viagra, que promete restaurar la capacidad de erección viril, de un modo biomecánico, dejando de lado todos los problemas psicológicos. Ahora que Viagra se hace cargo de la erección no hay excusa:
debes tener sexo cada vez que puedas y si no lo haces deberías sentirte culpable. Nuevo envejecimiento. Por otro lado ofrece una salida al predicamento del superyó clamando recuperar la espontaneidad de nuestro verdadero ‘sí mismo". (Zizek, “¡Tu puedes!” 1999).

----------------------------------------------------------------------------------
El tema puede enlazarse con la cuestión de la ética medicinal (para decirlo de alguna forma), o el tecnologicismo o cualquier otro aspecto en el que veamos potenciada nuestra humanidad pero la pregunta sigue siendo:

AHORA QUE PUEDO HACERLO…TENGO QUE PREGUNTARME ¿DEBO HACERLO?¿QUIERO HACERLO?”¿Cómo impedir a quien puede hacer que no haga aquello que puede? Hoy si algo se puede hacer entonces se hace. ¿Cuántas veces sentimos esa obligación de divertirnos, de decir que sí a cualquier ofrecimiento, a todo lo que se nos presenta sólo por el hecho de que se presenta (ya sea laboral, sexual, o una fiesta a la cual simplemente no tenemos ganas de ir)? ¿Y cuántas veces lo hacemos para no quedar mal, como un/a “garca”, “malaonda”, etc.). ¡Cómo nos cuesta decir que no!

14 comentarios:

qaesar dijo...

Complejo asunto, Laura... Yo creo que el disfrute, el gozar, sólo tiene un límite: el respeto al otro y no joder a nadie. Pienso que uno de los deseos básicos del ser humano es disfrutar. Y si se transgreden normas, el gozo es más intenso. Es un instinto que tenemos para saltarnos lo prohibido. A mí, desde luego, me gusta gozar, y si para ello me salto barreras impuestas por una moralina retrógrada, entonces ya es la leche...

Bssssssss

¨ dijo...

si uno pudiera sustraerse, ay.
juegue conmigo. venga a mi blog y participe.

Laura dijo...

qaesar: claro, igualmente el post apuntaba al momento en el que uno puede elegir NO gozar sin culpas.

Desde los medios, la publicidad y la sociedad misma en general se nos transmite un mensaje que dice: "si no gozas sos un aburrid@, un/a viej@ etc." Una idea de que si algo existe es obligatorio usar/hacer/comprar.
Se nos impone el goce.

Y lo acpetamos sin cuestión. Eso nos lleva a no reflexionar sobre lo que verdaderamente queremos, me parece
Saludos!

.. : ok, pasaré
saludos!

¨ dijo...

yo creo que zizek es un tarado. que tiene taras mentales. es una de esas cosas para aprender a citar y comentar en cocktails snob(s) y codearse con el vacio mismo. una gran amiga mia creo que es lo mas: tenemos peleas larguisimas sobre el tema.
si quiere le explico por que piesno eso. sino no importa.

Laura dijo...

si,si explique!!

¨ dijo...

laura,
acabe de volver al mundo. pronto lo hago. sino hoy a la noche, mañana a la tarde. multiples besos

Laura dijo...

dale, te espero,no hay problema
saludos!!

¨ dijo...

joven laura,
lo prometido es deuda. tiene la respuesta en mi blog.

dliotta dijo...

Hola Laura.
Aca llego por primera vez a tu blog.
Muy interesante porque es exactamente lo que me pasa en estos dias.
Mi pensamiento breve es: Uno tiene que estar bien consigo mismo. Si "no gozar" de un asado o una fiesta tiene como raiz que necesitas tu momento personal no es perjudicial.
Sin embargo muy distinto es el "no gozar" la vida por que estas deprimido, angustiado, atc. Hay miles de matices.
Por otro lado el "gozo" interno de salir con amigos, mandar un correo a alguien que esta lejos etc es perfecto. Hay mucho para elaborar en uno y otro sentido.

Laura dijo...

Así es, en algunos momentos tenemos todo el derecho a "no gozar" si eso nos hace sentir mejor (paradójicamente)

saludos!

dliotta dijo...

No se si nos hace sentir mejor, porque elegimos renunciar a algo que en si mismo es agradable.
Pero por lo menos no nos sentimos "peor" al estar "obligado" a ir a un evento cuando no tenemos la disposicion interna de disfrutarla.

Te veo activa en los otros foros !! Te felicito!

Saludos a todos
Domingo

Fede dijo...

Los planteos de Zizek son interesantísimos, y entre otras cosas apuntan, justamente, a desmistificar el supuesto lugar de libre elección. El mandato del goce (¡disfrutá! ¡viví tu vida sexualmente plena! ¡divertite!) es, en sí mismo, una imposición.

Pero por otro lado, y viendo algunos de los comentarios de arriba, el punto no es "hago lo que sea mientras no joda a nadie", el no joder a nadie es un gran mito, como el café descafeinado del ejemplo de Zizek.

¡Saludos!

Laura dijo...

Fede: Así, es es una crítica a la imposición de gozar, de buscar el placer constantemente y, para peores, de ser castigado en caso de no hacerlo.
saludos!

Anónimo dijo...

Holla su espacio online es muy trabajado,esto es la tercera vez que vi tu blog, bon trabajo!
abrazo